Loading...
Historia 2020-04-07T17:59:06+00:00

Historia

En el año 1996, MEDA-Paraguay fue fundada como resultado de un seminario dirigido a líderes de instituciones, empresarios y profesionales, instituyéndose como una asociación civil sin fines de lucro y de orientación cristiana, buscando promover:
(a) Un estilo de vida espiritual-moral y de apoyo mutuo entre los empresarios;
(b) Principios de justicia y responsabilidad social en el ámbito económico y en la asistencia al desarrollo; y,
(c) El bienestar de los pequeños productores mediante la creación o administración de proyectos que incluyen asesoramiento, crédito e industrialización.

La transformación tanto a nivel nacional como internacional en temas de la industrialización como así mismo del sector de los servicios, generó en los socios el interés de adelantarse en mundo de la industrialización de la materia prima, con lo cual se podría invertir en zonas rurales apoyando así al desarrollo de los pequeños productores.
Para acelerar el proceso de desarrollo se buscó ayuda de MEDA Norte América (NA). Llegó entonces un consultor agro industrial que se encargó de analizar varios productos que eran fácilmente manejables y que se pudieran industrializar para optar por la más conveniente motivando a los socios a invertir, como a los beneficiarios a producir.
Se tomó la decisión de trabajar con un grupo meta compuesto por pequeños agricultores con el fin de proporcionarles ingresos que contribuyan a mejorar su calidad de vida.

CODIPSA
El resultado de la consultoría fue la elección de la industrialización del almidón de mandioca. A partir de allí, se organizaron eventos y reuniones, eligiendo un comité Directivo que tome la tarea de buscar fondos e inversionistas para construir la fábrica. Así nació el primer proyecto llamado CODIPSA (Compañía de Desarrollo e Industrialización de Productos Primarios S.A.) en el año 1998 en el distrito de Raúl Oviedo, Departamento de Caaguazú. Para el 2004 la producción de almidón y el acopio de mandioca era tan exitoso que se construyó una segunda planta en Repatriación, Caaguazú. Actualmente CODIPSA cuenta con dos plantas más en el departamento de San Pedro, totalizando cuatro fábricas en funcionamiento. El año 2004 marca el inicio de la internacionalización de la empresa y de la marca CODIPSA con las primeras exportaciones al mercado regional (MERCOSUR). Actualmente CODIPSA es líder en la exportación de fécula nativa de mandioca en todo el continente americano, además de estar presente en otros continentes como Europa y África.

Cooperativa Morweena
La Cooperativa Multiactiva de Producción, Consumo y Servicios Morweena Limitada fue fundada en la Colonia Río Verde en julio de 2005

ProDir
Pro Desarrollo Integral Rural se conformó por una iniciativa de MEDA Paraguay y MEDA Norteamérica para ofrecer créditos, capacitación financiera y administrativa, asistencia técnica, productiva y mercado a los pequeños agricultores de la zona centro-norte del país. Fue constituida legalmente en el 2009 con el objetivo de brindar soluciones integrales para el productor rural. La misma cesó sus operaciones entre los años 2014-2015. Actualmente el proyecto Che Ka’avoty funciona bajo esta personería jurídica.

Buena Cocina
Fue un proyecto emprendido con Nature Office y otras empresas aliadas. El objetivo fue ayudar a las familias a cocinar de manera más saludable reduciendo sus emisiones de CO2, lo cual se lograría construyendo fogones con chimeneas al exterior de la vivienda para las familias que aún cosían sus alimentos en el suelo utilizando gran volumen de leña. Comenzó en el año 2012 con la construcción de 79 fogones en viviendas de localidades de muy escasos recursos del Departamento de San Pedro. El proyecto finalizó en el año 2017 completando la construcción de 100 fogones con charlas de capacitación para el uso de los mismos y sobre buena nutrición.

DIRSSA
En el año 2003 surgió la idea de implementar un nuevo proyecto denominado DIRSSA (Desarrollo Integral Sustentable S.A.) para procesar carbón vegetal y se decidió apoyar a las comunidadesindígenas la Zona del Chaco Central. El proyecto inició en el 2005 con el objetivo de comercializar con un valor agregado la madera chaqueña mejorando el nivel de vida de muchos indígenas de lazona. Además procuraba evitar la deforestación desproporcionada, impulsar el arraigo y el sentido de pertenencia, y fomentar el desarrollo y la comercialización del carbón chaqueño. (Falta completar la info)

TOBA S.A.
En el 2009 los Sres. Arnold Friesen y Elciden Fell adquirieron la cerámica Schroeder como un proyecto de apoyo a la comunidad indígena Toba, pero debido a las preocupaciones que traían las pérdidas económicas que dicha industria generaba y la falta de inversiones importantes buscaron la asistencia de MEDA-Py. En el año 2011, junto con los Sres. Harold Bergen, Uwe Giesbrecht y Michael Harder, se decidió integrar a la cerámica a los proyectos de MEDA-Py, adquiriendo nuevas máquinas, mejorando las instalaciones y dirigiendo la administración. El nombre TOBA S.A. surge a raíz de que la mayoría de los trabajadores de la fábrica pertenecen a la etnia Toba. Los productos principales son los ladrillos “Tubo 6” y “Tubo 3”.TOBA S.A. brinda empleo directo a 50 personas de origen indígena y en el 2017 fabricaron 500.000 unidades de ladrillos.

APICSA
Apicultura del Chaco S.A. (APICSA) nació como una empresa que promueve el desarrollo entre recolectores de miel mayormente indígenas en el Chaco. La empresa acopia la miel silvestre, la industrializa y la envasa en su planta en la colonia Neuland bajo la marca Apigold. La misma comenzó sus acciones en el año 2011. Sus objetivos principales son fortalecer la producción de miel en Paraguay, fomentar su consumo y que los productores logren un ingreso adicional a través de la producción apícola. Durante el 2016 APICSA industrializó 70.000 kg. de miel.

Che Ka’avoty – Mi Huerta
El 2018 arrancó con un nuevo proyecto en el sector agricultor. Con el proyecto Che Ka’avoty (en guaraní: mi huerta) se pretende ayudar a familias de pequeños agricultores proveyendo asistencia técnica y capacitación en temas de calidad y productividad con base en una finca modelo. Una alianza con empresas privadas que comercializan o industrializan frutas y verduras, y los productores beneficiarios del proyecto posibilitará el ingreso permanente de los pequeños productores frutihortícolas al mercado y a su cadena de abastecimiento cada vez más exigente y competitivo, del cual hoy están siendo excluidos gradualmente por no cumplir con los mínimos estándares de calidad y en el volumen que requieren los consumidores locales. Por otro lado, el proyecto facilitará el acceso a micro crédito y acompañamiento en finanzas a las familias para aumentar su capacidad de gestionar recursos. El proyecto tendrá su epicentro en la ciudad de Itauguá, donde se construye la finca modelo pero la asistencia técnica se extenderá a los departamentos Central y Cordillera. Tendrá una ejecución de dos años, luego de lo cual se pretende que la finca siga funcionando de forma auto sostenida.

La responsabilidad social económica no es una opción, estrategia, o una carga operacional. Es un bien y oportunidad de ser parte de algo mas grande.

Allen Funk • Director Ejecutivo